¿Cuándo?

15/04/2021 @ 13:00 (GMT-3)

Presentador

Carlos Eduardo vazquez

Carlos Eduardo Vazquez

Socio de FATTO

Inscribase

¿Qué aprenderá?

«Mientras el balance sea positivo, llevar ese mismo balance a un contexto mayor es un gran desafío. Lo que funciona con 5 o 6 personas no necesariamente funciona con 100.».

Llevamos 20 años con el manifiesto ágil y son innegables los beneficios derivados de su publicación. Muchos han utilizado este movimiento como capa para justificar el desperdicio y la ineficacia en casos de desarrollo incompatibles con la experimentación y el ensayo y error.

La última actualización de SCRUM aborda cuestiones que buscan disminuir su uso como escudo institucional para este tipo de negligencia. A pesar de puntos como éste, es innegable el balance positivo del desarrollo ágil y su poder de transformar prácticas más allá del desarrollo de sistemas y de TI en general. Vemos organizaciones inspirándose en SCRUM y en el manifiesto ágil en sus operaciones con el objetivo de una gestión más ligera.

Mientras el balance sea positivo considerando los equipos pequeños, llevar ese mismo balance a un contexto mayor es un gran desafío. Lo que funciona con 5 o 6 personas no necesariamente funciona con 100.

En nuestras actividades de gestión de software, a menudo vemos dos situaciones.
La primera son las empresas que pasan por lo que yo llamo el «dolor del crecimiento». Los métodos de supervisión, que funcionaban bien con 20 desarrolladores, ya no funcionan con 200. Y la administración; en realidad, los mandos intermedios, se niegan a ver que no funcionan y buscan alguna solución mágica para tener éxito haciendo lo mismo.
Otras son grandes corporaciones, donde el éxito obtenido de experiencias con el desarrollo ágil ha llevado a la búsqueda de su uso más amplio. Sin embargo, no pueden repetir ese éxito.

En nuestro próximo evento, el tema será cómo podemos facilitar estas dos transiciones; que en realidad son el mismo proceso: escalar el desarrollo ágil con seguridad. Como es habitual, pondremos en perspectiva cómo las prácticas de medición encajan en este objetivo de forma integrada con el framework de SAFe. Para ello contaremos con la presencia de Dalia Trujillo, gerente de consultoría de Magis Colombia.